Saltar al contenido

El porno se apodera de los móviles: El mayor dispositivo de consumo XXX

porno movil

La tecnología está cambiando la vida y las costumbres a pasos agigantados. Por ejemplo, hace medio siglo el consumo de pornografía se veía prácticamente limitado a las revistas eróticas. En cambio, hoy en día tenemos un millón de escenas a golpe de clic como en zas porn.

Ya no hace falta tener un ordenador a mano y tranquilidad en casa para consumir este tipo de materiales, ya que la permanente conexión a Internet del teléfono móvil permite ver www.drpornogratis.xxx en cualquier momento y en cualquier lugar. La adicción a estos dispositivos, especialmente entre los más jóvenes, empieza a ser digno de estudio y preocupación.

porno movil

La tecnología está cambiando la vida y las costumbres a pasos agigantados. Por ejemplo, hace medio siglo el consumo de pornografía se veía prácticamente limitado a las revistas eróticas. En cambio, hoy en día tenemos un millón de escenas a golpe de clic como en zas porn.

Ya no hace falta tener un ordenador a mano y tranquilidad en casa para consumir este tipo de materiales, ya que la permanente conexión a Internet del teléfono móvil permite ver www.drpornogratis.xxx en cualquier momento y en cualquier lugar. La adicción a estos dispositivos, especialmente entre los más jóvenes, empieza a ser digno de estudio y preocupación.

Los móviles, una obsesión

Tal es la fiebre por el uso de los móviles que comienzan a ponerse medidas para limitar su uso. A la Universitat de las Islas Baleares (UIB) se va para aprender como antiguamente: escuchando las clases magistrales y levantando la mano para pedir al profesor todo aquello que hay a Google. "Desarrollo normal del proceso de enseñanza y aprendizaje", dicen los que marcan las reglas del juego en relación con el uso de la tecnología.

Por normativa, a partir de ahora los dispositivos electrónicos no tienen cabida en las aulas, salvo que haya un informe previo de la Oficina Universitaria de Apoyo a Personas con Necesidades Especiales de la UIB que lo autorice, que el profesor lo permita o que haya un motivo bastante importante, explica el acuerdo normativo aprobado por el Consejo de Gobierno, por el cual se aprueban las normas reguladoras del uso de dispositivos a las aulas de la universidad balear.

Quien emplee el móvil en clase tiene que saber que el profesor puede hacerle abandonar el aula o, en caso extremo, solicitar al decano o director de la escuela pertinente la apertura del procedimiento informativo o disciplinario correspondiente.

Los docentes son, en todo caso, los que deciden si es o no bastante importando una llamada de teléfono. El alumno sólo podrá decidir si queda o no en el aula, pero, aún así, "la recepción de esta no será nunca un motivo de justificación de faltas de asistencia", explica el texto.

Durante el transcurso de las clases, todos los móviles tienen que estar apagados. Y no se entiende por apagado que esté silencio, "porque esto permite determinadas formas de comunicación que pueden distraer los alumnos y dificultar la tarea del docente".

Así mismo, y con las mismas condiciones, cualquier forma de imagen o grabación no autorizada puede hacer incurrir en responsabilidades legales y atentar contra los derechos de autor o contra la propia imagen del alumno y el profesor. La normativa, que ya ha sido publicada a la Hoja Oficial de la Universidad de las Islas Baleares y ha entrado en vigor, es aplicable a todo el personal docente. En caso de incumplimiento por parte de los profesores, los alumnos pueden presentar un escrito al Registro General dirigido al secretario general con una exposición de los hechos.

El objetivo es "facilitar la convivencia entre los miembros de la comunidad universitaria" sin dejar de utilizar las TIC como un recurso didáctico que permite el acceso a la información y el uso del conocimiento práctico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *